En busca de la eterna juventud

Rate this post

No creo que existan luchas necias o causas perdidas, ¿qué sería de la humanidad de no ser así, no nos habríamos quedado en un estado rudimentaria como personas y sociedad? Me niego a pensar que nunca alcanzaremos esos sanos deseos y será en este artículo, nada más ni nada menos que un apologista de la eterna juventud.

Partamos con el prejuicio, las personas que buscan la eterna juventud son en extremo vanidosas y es por esta razón que visitan el quirófano y  gastan muchos de sus recursos en tratamientos faciales. Pero es aquí donde no concuerdo por completo con el prejuicio, está bien, es probable que las personas que se esfuercen en verse más jóvenes tengan un mal rollo con el pasar del tiempo, pero ¿quién no teme a esa meta que está al final de nuestra línea de tiempo: la muerte?

Pero ¿qué es lo que la gente desea cuando buscan la eterna juventud? Me gusta pensar que buscan quedarse en ese estado en donde todo es posible, en mantener a sus espíritus abiertos a tomar caminos, a ensayar y errar y así conocer más caminos que metas. Y es que nadie quiere marchitarse, nadie quiere aceptar esos muros concretos con el que la vida suele golpear nuestras narices.

Además de lo anterior, puede que también la eterna juventud sea un esfuerzo incansable en volver a vernos como lucíamos cuando éramos felices, así como las personas vuelven a esos lugares donde amaron, antes de que el amor se volviera algo trivial y contable en billetes. En fin es divertido defender lo indefendible, puede que todos busquen la eterna juventud debido a lo breve que se nos presenta, pero la idea es hacer durar la juventud por el tiempo más largo posible, y quién es quién para juzgar esta noble búsqueda.  

Comments are closed.