Cómo el estrés puede afectar la belleza

Rate this post

El estrés vivido en el día a día puede provocar dolores de cabeza, indisposición entre otros signos de malestar que, si no se combaten, pueden ofrecer grandes riesgos para la salud. 

Pero lo que mucha gente no sabe, es que además de amenazar la salud, la alimentación y disminuir las horas de sueño o hacerte quedar más tiempo en la cama Box Spring 1.5 plazas, el estrés también perjudica la belleza. La piel, el cabello y las uñas son los principales afectados.

Piel 

Durante la gestación, el sistema nervioso y la piel del bebé tienen formación conjunta. De acuerdo con expertos, eso explicaría porque muchos de los problemas emocionales -entre ellos el estrés- resultan en problemas de piel, que pueden variar desde el envejecimiento precoz hasta enfermedades crónicas como vitiligo y psoriasis. El estrés también influye en el aumento de la grasa de la piel.

Los períodos de tensión provocan cambios intensos en el cuerpo, principalmente hormonales, además de la generación de radicales libres (el llamado de estrés oxidativo) y alteración del colágeno. Con eso, la piel se vuelve más susceptible al surgimiento precoz de arrugas, manchas, acné y otras enfermedades.

Sin hablar de las terribles ojeras causadas por noches mal dormidas en su cama Box Spring 1.5 plazas, que dejan la apariencia cansada.

Cabellos

Perdimos alrededor de 50 hilos de pelo al día, es normal. Pero en situaciones de mucho estrés, problemas psicológicos y cansancio acumulado, pueden aparecer hilos a los montes en la almohada o en el suelo del baño. La caída excesiva de cabello también es una forma del cuerpo de señalar que hay algo mal.

El exceso de grasa del cuero cabelludo es otro efecto del estrés. Cuando se asocia a la acción de los hongos, esta oleosidad hace que el cuero cabelludo descame. El resultado de ello es la caspa, que desciende por los hilos y se aparta en la ropa y las cejas. Otro inconveniente es la picazón.

Para acabar con el problema, la receta es usar lociones. Tinturas, alisamientos y otras químicas empeoran la situación, pues dejan el cuero cabelludo sensibilizado. Por lo tanto, lo mejor es evitarlas mientras la caspa sigue.

Uñas

Los efectos del estrés en la belleza también se pueden percibir en las uñas. Algunas personas tienen uñas naturalmente frágiles. Pero, quien siempre tuvo uñas fuertes y empieza a notar que, de repente, empezaron a llegar a ser menos saludables, necesita estar alerta. Puede ser una señal alguna disfunción hormonal, problemas en la glándula tiroidea o enfermedades que tienen un factor emocional involucrado.

Además de buscar alternativas para aliviar el estrés y tratar estos trastornos, es importante mantener las uñas bien recortadas para evitar que se rompen con facilidad. El uso de esmaltes a base de calcio, una vez a la semana, ayuda a endurecer las uñas.

Tagged: , , , ,

Comments are closed.