Salud: mitos y verdades sobre el invierno

Rate this post

Aumento de peso, pereza y voluntad de no salir de la cama, menos libido: es común que muchas de nosotras sintamos cambios negativos en el cuerpo cuando llega el invierno. Sin embargo, es importante saber lo que realmente esta nueva estación trae para nuestra vida.

Descubre algunos mitos y verdades sobre el invierno y nuestro cuerpo: inv3

Las bajas temperaturas pueden afectar la salud de la mujer

Verdad. Las bajas temperaturas características del invierno provocan algunos cambios en el cuerpo de las mujeres y la fertilidad también puede ser afectada. Por ejemplo, puede suceder de la mujer no ovular, ya que la baja inmunidad puede afectar el periodo.

Además, las bajas temperaturas disminuyen el aporte sanguíneo a nódulos o quistes y, consecuentemente, puede dar un poco más de dolor en mujeres que los presentan en las mamas.

Otras alteraciones que pueden ser consecuencia de las temperaturas más bajas son cambios en el pH vaginal, que favorecen flujos vaginales y pueden llevar a la mujer a tener más cólicos uterinos.

Es recomendable mantener una buena higiene íntima y buscar a un ginecólogo si tiene alguna molestia y tratar.

El deseo sexual disminuye

Parcialmente mito. Es común que en el invierno las personas queden más tiempo acostados en la cama y menos dispuestas a salir o practicar actividad física, lo que también puede significar – pero no necesariamente – menos propensión a tener sexo.

El frío disminuye la irrigación sanguínea en la piel, los órganos genitales y las zonas erógenas y puede perjudicar la sensibilidad. Pero hay varias maneras de mejorar esa situación, como apostar en alimentos que mejoran la circulación sanguínea y aceleran el metabolismo, como el chocolate, el vino, el jengibre, la pimienta y el maní.

Puede dispensar el protector solar

Mito. El sol puede incluso no brillar tan intensamente como durante los días calurosos de verano, pero eso no puede servir de excusa para que usted renuncie al cuidado de la piel.

El uso del protector solar diariamente, incluso en días nublados, sigue siendo la recomendación de los dermatólogos. A pesar de que la luminosidad es mucho mayor en días soleados, la luz pasa por las nubes y refleja en todo a su alrededor.

Las enfermedades respiratorias son más comunes

Verdad. Gripes, resfriados, asma, bronquitis, rinitis y otras complicaciones tienden a manifestarse con mayor intensidad en invierno. En primer lugar, porque las bajas temperaturas favorecen la aglomeración de personas en ambientes cerrados con poca ventilación, lo que potencia la transmisión de enfermedades.

Es importante evitar lugares aglomerados, cerrados, en este período, ya que la inmunidad es baja y la posibilidad de adquirir alguna enfermedad, principalmente por vías respiratorias, es muy alta.

Los dolores musculares se intensifican

Verdad. Quien sufre de dolores musculares crónicos o artritis tiende a reclamar de la mayor intensidad de las molestias durante el invierno. Esto ocurre en función del proceso de constricción vascular, es decir, el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Tagged: , , ,

Comments are closed.