5 cosas que aprendemos aprovechando la soledad

Rate this post

Algunas personas temen la soledad, porque creen que estar solo es una cosa mala, pero cuando pensamos con sabiduría, descubrimos que aprovechar un poco del silencio, de nuestra casa sóla para nosotras y nuestra propia compañía, puede hacer muy bien.

Perder el miedo a la soledad es el comienzo para crecer como persona mejor y adulta. Una vez que hemos aprendido a quedarse solas, desearemos aprovechar más esos momentos, ya que algunas cosas van a empezar a tener más sentido. Descubre cuales: mf

1. Usted disfrutará de sus relaciones aún más

Cuando comienzas a gozar de su tiempo sola, conseguirá tener relaciones más libres.

Después de todo, ahora ya no encuentras personas por necesidad o  por recordatorios de tu celular y computador, pero si por voluntad.

Salir con sus amigos por no soportar estar solo es perjudicial, pues pone una presión innecesaria en relaciones que deberían ser placenteras.

2 –  Reflexionar con más frecuencia

Con el movimiento rápido de la vida, acabamos quedando sin tiempo para sentarnos y reflexionar. El estar sola le da la oportunidad perfecta para un poco de auto-reflexión. Es el mejor momento para enfocar en su interior.

3- Mayor contacto con sus propias emociones

Una vez más, cuando estás rodeada por otras personas todo el tiempo, usted está tratando constantemente de leer y responder a las emociones de la otra persona – sea personalmente, por computador o celular – tanto que se pierde el contacto con su propio yo.

Cuando comienzas a gustar de estar sola, gana una perspectiva distintas para sus propias emociones. Se priorizando más y desarrollando una comprensión más profunda de lo que lo hace feliz, lo que perturba, y lo que entristece. Con ese conocimiento, más fácil de regular sus emociones.

4- Comenzar hacer cosas que realmente le gusta

Cuando se está constantemente en compañía de otras personas, siempre estás haciendo concesiones para encontrar soluciones que todo el grupo puede disfrutar. Y, desgraciadamente, las cosas que más deseas, no siempre se alinean con lo que el grupo quiere.

Por lo tanto, es fácil tener gusto de estar solo cuando te des cuenta de que eso le da más libertad para hacer las cosas que realmente quiere hacer.

5- Mayor productividad

Estar en compañía de otras personas puede ser divertido e interesante, pero también puede afectar seriamente su productividad. Hay momentos en que la compañía de otras personas actúa como nada más que una distracción de comenzar su trabajo o cualquier otro plan importante.

Tagged: , ,

Comments are closed.