Cómo controlar el peso durante el embarazo

Rate this post

controlarpeso_embarazoNo existe un secreto infalible para no engordar durante el embarazo. El tener un bebé en gestación, necesariamente, va a cambiar la figura del cuerpo de la mujer por un largo tiempo, desde el comienzo hasta después del embarazo. Controlar el peso, no solo es importante a nivel estético, sino que también ayudará a tener un embarazo y parto menos riesgosos para el bebé y la madre:

Las siguientes acciones que se pueden tomar para minimizar el impacto de estos cambios y controlar el aumento de peso durante este periodo:

Los lácteos

Los alimentos como la leche, el yogurt o el queso son importantes y necesarios para el desarrollo del bebé. Lo recomendable es ingerir de 3 a 4 raciones diarias, ojalá baja en grasa para evitar subir de peso y que contenga extra calcio.

La dieta

Mantener una dieta saludable será primordial a la hora de controlar el peso. Cambiar a una alimentación basada en frutas y verduras aportarán gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra. 2 o 3 frutas, combinado con 2 platos de verduras será el mínimo saludable para un día.

Aumenta la frecuencia de las comidas

Por otro lado, aumentar la frecuencia de las comidas ayudará a activar el sistema digestivo. Además, de las tres comidas principales, es recomendable incluir un snack entre ellas, hasta completar 5 o 6 ingestas diarias.

Disminuye la grasa

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer tiende a enancharse por todos lados, por lo mismo, los cuidados deben duplicarse. Se podrán ahorrar gran cantidad de calorías cocinando sin aceite, ni grasas, evitando las frituras. Una buena forma de lograrlo es preparar los alimentos al horno, a la plancha o al vapor. También se recomienda sacar proteínas de las carnes blancas o pescados, ya que la carne roja tiene demasiada grasa.

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS PARA EMBARAZADAS

El embarazo es un periodo que bien se merece cuidar la alimentación para que la gestación del bebé siga un procedimiento adecuado. Hay algunos alimentos que se deben evitar o tomar en pequeñas cantidades, por lo que te recomendamos tomar nota de ellos.
– Bebidas azucaradas: esto porque producen sensación de hinchazón y, además, contienen cantidades excesivas de azúcar. Por eso es mejor no tomarlos, o limitarlos a pequeñas cantidades.
– Sal: el exceso puede generar retención de líquidos y aumentar la presión arterial, dos aspectos que deben vigilarse atentamente durante el embarazo. La idea no es eliminarla, a menos que el médico así lo indique, pero sí se debe consumir con moderación.
– Pescados crudos o de gran tamaño: el atún y otras especies marinas contienen más cantidad de mercurio que otros más pequeños. Este es un potente neurotóxico que puede afectar al feto en el desarrollo. También evitar el consumo de pescados crudos, como en el ceviche.
– Grasas de mala calidad: se deben dejar de lado la comida chatarra, además de carnes y oros alimentos con grasas saturadas. Mejor optar por grasas saludables, como el aceite de oliva o el de girasol.

Tagged: , , , , ,

Comments are closed.