Liposucción: Cuidados post – operatorios

Rate this post

liposuccion_cuidadosLa definición más simple de liposucción es: extracción de la grasa corporal a través de un procedimiento quirúrgico. Muchas veces se realiza con fines estéticos, aunque también la diminución de la grasa y la consiguiente pérdida de peso, contribuyen a una mejora en la salud en general.

Cada vez más personas optan por este procedimiento, cuando ya han pasado por dietas, ejercicios, masajes reductores, cavitación, masoterapia, entre otras técnicas menos invasivas de perder peso.

Una vez que se toma la decisión de hacer una liposucción son muchos los cuidados a los que se debe someter el paciente, antes y después de la operación. Estos últimos son de vital importancia, para que el esfuerzo realizado anteriormente valga la pena.

Aspectos a tomar en cuenta

Dependiendo de la cantidad de grasa removida durante la operación y el tamaño la zona que fue manipulada, la recuperación puede tardar más o menos. Hay procedimientos simples que son ambulatorios, es decir, el paciente puede abandonar la sala de recuperación en el mismo día e irse a casa. Y hay otros un poco más largos, cuando el paciente debe pasar una noche en el centro hospitalario e incluso, requerirán licencia médica, para una mejor recuperación.

Como sea, habrá heridas por donde el cuerpo posiblemente drenará líquidos y residuos de la operación. Estas necesitarán curaciones y mantenerse limpias, incluso el doctor puede recomendar la administración de antibióticos para evitar infecciones.

Es muy importante que el paciente sepa reconocer algunos signos que puedan indicar una infección, estos pueden ser dolor e inflamación duraderas. Si esto ocurre debe contactar inmediatamente al doctor para seguir con la recuperación.

Además de estos cuidados, es imprescindible combinarlos con una buena dieta y ejercicios cuando la recuperación esté finalizada, y de esta manera  lograr prolongar lo más posible los efectos de la cirugía.

Alimentos que no pueden olvidarse tras una liposucción
Una vez realizada una liposucción, esto es la extracción de grasas en zonas localizadas del cuerpo, el organismo debe transitar por un proceso de recuperación donde influyen tanto las recomendaciones del médico, como el hecho de mantener una dieta rica en nutrientes que colaboren en una curación absoluta.
Se debe sumar una buena cantidad de alimentos que estimulen una pronta recuperación. Y, en este sentido, las recomendaciones siempre apuntan, en primer lugar, al consumo de frutas (sobre todo como desayuno) y verduras, pudiendo consumirse como jugos (sin azúcar refinada), o ensaladas.
Ingerir líquidos, como el té verde, o alimentos ricos en fibra son la mejor herramienta a disposición para evitar el estreñimiento. Otras opciones pueden ser pescados y carnes magras, como el pollo, acompañados de juegos naturales, agua de avena o té y ensaladas (las de hojas verdes aceleran la recuperación de la piel).
Yoghurt, huevos y alimentos con proteínas, zinc y hierro, son también una buena fuente de alimentación para el postoperatorio de una liposucción.

 

Tagged: , , ,

Comments are closed.