Conoce Slow Fashion: una tendencia de moda más responsable

Rate this post

El Slow Fashion es una tendencia que desde 2008 viene integrando la vida y el closet de muchas personas. En la moda, es un movimiento sostenible, que busca ser una alternativa a la producción en masa y consumismo.

Fue creado en 2008 por la inglesa Kate Fletcher, una consultora y profesora de diseño sostenible del británico Centre for Sustainable Fashion, inspirado en el movimiento Slow Food (que tenia el objetivo de cambiar nuestra con  la alimentación y generar más conciencia de nuestro consumo).

Sin embargo, el Slow Fashion buscaba traer más conocimiento, significado y reflexión sobre los productos de moda que consumimos, retomando la conexión con sus técnicas de producción y tradiciones, pensando siempre en cultura, diversidad, consumo consciente y medio ambiente.

Cada prenda tiene un impacto y una historia

El objetivo es  siempre que sea posible, buscar el uso de materiales, recursos y capital humano locales, para generar un impacto ambiental menor, fortalecer la economía local y enriquece a las comunidades involucradas. Además, el movimiento incentiva un modo de pensar, actuar y consumir en los razonamientos: “calidad sobre cantidad” y “menos es más”.

En este contexto, un buen cuidado de la biodiversidad es crucial, ya que es ella la que promueve las condiciones necesarias para que la materia prima sea extraída del medio ambiente de forma consciente.

Para eso, muchos productores de este estilo prefieren el diseño clásico en lugar de las tendencias pasajeras, lo que contribuye a la longevidad de la ropa. La selección de tejidos de calidad, cortes clásicos y creaciones versátiles garantizan la durabilidad de las piezas del closet.

Dentro del movimiento Slow Fashion, las claves son actuar con pasión y buscan hacer la diferencia en el mundo de forma creativa e innovadora.  Generando una mayor conexión con el otro y con el medio ambiente para actuar de forma más responsable.

Comments are closed.